El Nahual Errante: Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae.[1]

Los inicios siempre son emocionantes y no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Algo teníamos que hacer con nuestras asquerosas vidas, más allá de trabajar y perdernos en la rutina del día a día. Aquí está nuestra propuesta, nuestras letras y nuestra extraña manera de concebir del mundo. El Nahual Errante está vivo y está compuesto de todas las partes inmundas de la literatura que la academia desprecia. Nosotros no somos dignos de la crítica rigurosa, pero somos la razón, el detonante para futuros y hambrientos lectores con toda una escuela de autores cíclopes a nuestras espaldas.

Sigue leyendo El Nahual Errante: Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae.[1]

El Nahual Errante #1 Especial Stephen King: rey del terror

Los inicios siempre son emocionantes y no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Algo teníamos que hacer con nuestras asquerosas vidas, más allá de trabajar y perdernos en la rutina del día a día. Aquí está nuestra propuesta, nuestras letras y nuestra extraña manera de concebir del mundo. El Nahual Errante está vivo y está compuesto de todas las partes inmundas de la literatura que la academia desprecia. Nosotros no somos dignos a la crítica rigurosa, pero somos la razón, el detonante para futuros y hambrientos lectores con toda una escuela de autores cíclopes a nuestras espaldas.


Los finales felices no son para siempre

Reafirmo mi necesidad de escribir y mi terquedad de fracasar en este medio por pura supervivencia y amor propio. Yo que no le tengo en lo absoluto nada de respeto a mi vida. Yo que no busco ser mejor ni cambiar el mundo con lo que escribo. Yo que digo tanto y no hago nada.

Sigue leyendo Los finales felices no son para siempre