Belleza Natural

Leonora Zea

El despertador sonó y Javier aún sin abrir los ojos, empezó a sentir el mal humor recorrer su cuerpo.

—Ya párate, dormilón.
Más a fuerza que por gusto, Javier entreabrió los ojos. Jess, con una bata rosa lencera, lo esperaba al pie de la cama con una taza de café recién hecha.

—Nada como una buena taza de café para empezar el día—. dijo Javier mientras se sentaba tratando de ahuyentar el mal genio que lo acechaba. Lo último que quería era una nueva pelea con su esposa.

Sigue leyendo Belleza Natural

Latidos

Lord Crawen

Un abrupto sonido emergió de la cápsula donde resguardaba el corazón. Agotada y con todos los recursos puestos únicamente para poder lograr un primer latido, Lena descendió velozmente hasta su sótano después de que, entre sueños, y los aparatos en toda su casa, le dieran el veredicto del primer latido.

El pulso no mentía, el equipo de medición tampoco. Lo había conseguido. Sostuvo fuertemente con ambas manos la cápsula de cristal. Sonrió. Entonces, llegó el segundo latido. Un tercero. El cuarto. La maquinaria de la vida retomó en aquel instante el movimiento necesario para el bombeo de líquidos. Lena no cabía en felicidad al observar su trabajo convertido en realidad.

Sigue leyendo Latidos

Los Necroamantes

Carlos Martínez

“Porque hay que saber que no hay monstruo más terrible que un hada, porque su belleza rinde, encanta, subyuga y ata a otra realidad …”

Ana María Morales

Fragmentos recuperados de diversas fuentes nos hablarán de la historia de Fidel, un arqueólogo:

Crónica: “En el Jardín del Edén” por Navette Tamayo, publicado en la revista: La lengua de fuego, en mayo de 2016 parte 1:

Oculto entre las montañas existe un valle sombrío con olor a muerte. Si alguna vez Rulfo describió Luvina como el lugar en donde anida la tristeza, “El Muladar”, como le dicen los judiciales a este lago prehistórico erosionado por el tiempo y convertido en necrópolis por la violencia, sería, en ese sentido, una suntuosa casa de campo para la ausencia. Un jardín de mandrágoras humanas, donde los desplazados jornaleros ya no cultivan, sino buscan. Desentierran aquello que el crimen organizado sembró durante decenas de años. “Levanta Muertos”, les dicen. Diametralmente lo opuesto a mercenarios, los levantamuertos son personal a sueldo contratado por las víctimas de una guerra normalizada y sin cuartel, para encontrar los restos de sus familiares desaparecidos.

Sigue leyendo Los Necroamantes

Última Ronda

Daniel Greene

Esta noche el guerrero se levanta por última vez. Su figura monstruosa no volverá a escapar de su vitrina, acechándome cual cazador. Hoy le daré la pelea que me exige desde hace mucho. Me incorporo de la cama, aún adormilado; la luz de la luna y los faroles del jardín iluminan mi habitación con un blanco frío.

Sigue leyendo Última Ronda

Corazón del cielo

Escoria Medina

Lo mantuve oculto durante años. El paso del tiempo le ha quitado el brillo, el deseo. A veces, en las noches de insomnio lo escucho vibrar, llamándome. Ese sonido inaudible para otros pero que mis oídos identifican de inmediato. Su canto me duerme y en sueños volvemos a ser uno, otorgándome el terrible conocimiento. En su brillo vi más allá de las estrellas y las constelaciones, y ahí, entre espacios que el hombre nunca podrá nombrar, existe él, dormido, aguardando el momento de destruirlo todo.

Sigue leyendo Corazón del cielo

Como una gata salvaje

Andrei Lecona Rodríguez

La oscuridad comenzaba a caer sobre la selva, pero el calor seguía siendo tan sofocante como a mediodía. A través de la densa vegetación, un grupo de hombres avanzaba con gran esfuerzo. Iban formados en línea, tal como les había enseñado un comandante gringo cuando apenas eran reclutas en la escuelita del terror, nombre no oficial del campo de entrenamiento del cártel. Sabían que estaban ya muy cerca de su objetivo, así que se detuvieron para descansar un rato. Hasta ese momento, habían mantenido un silencio estricto para evitar fatigas innecesarias. Pero ahora tenían la oportunidad perfecta para aclarar algunas dudas sobre el trabajo que los ocupaba.

Sigue leyendo Como una gata salvaje

Camino hacia la noche triste

Lord Crawen

― Dile que explique, ¿cómo es que puede hablar con sus dioses y estos le responden? ¡Traduce ya, joder!

Diego de Ordás, fuera de sus cabales por no poder contener la rabia de lo que estaba buscando, solicitó una reunión con su entonces prisionero Moctezuma, al cual, no le sacaba mucha historia respecto a su búsqueda. Jerónimo de Aguilar instaba a Moctezuma a que expresara lo que Ordás insistía en obtener. Sumamente desesperado, Ordás se fue al cuello de Moctezuma, abriendo y cerrando sus fauces como la bestia que era.

Sigue leyendo Camino hacia la noche triste

Luna Roja

Escoria Medina

Hoy la luna se ve hermosa y roja a pesar de la nube gris que lo cubre todo. Fue trending topic. La noticia estuvo en cada noticiero local, después nacional hasta ocupar un espacio en los noticieros internacionales. Era una densa nube gris que nos había condenado a todos a la reclusión. Primero fue una recomendación y ahora las casetas que dan acceso a la ciudad están cerradas a orden de disparar a quien desobedezca. “Estamos todos contaminados”, esa fue la última noticia en tiempo real de los noticieros y la radio. La Televisión reproduce telenovelas de antaño, sin comerciales y la radio es una programación eterna de canciones de los noventa. Lo mismo pasó con el internet. El wifi dejó de funcionar a la semana de que las televisoras se fueron. Los datos siguieron funcionando hasta que ya nadie pudo recargar ni salir a la calle. Temía que esto se convirtiera en una clásica película de pandemia que terminaría por aislarnos por completo hasta hacernos desaparecer. Estábamos en el ojo del mundo, simplemente no podían deshacerse de una ciudad nada más porque sí… ¿o no?

Sigue leyendo Luna Roja

La noche del Dragón

Por Carlos Martínez

Era una bella ciudad, tenía todo lo que las grandes ciudades deben tener: altos edificios un estadio de fútbol, muchos museos, parques y plazas, un sistema de transporte público ineficiente, altos niveles de contaminación y delincuencia; no le hacía falta ni siquiera una plaga de ratas dispersa entre sus principales sitios turísticos. Pero, sobre todo, esta ciudad de pálidos colores, le sobraba el miedo.

Sigue leyendo La noche del Dragón

Ya ha pasado el peligro

Por Andrei Lecona Rodríguez

Hasta aquel día en que todas las transmisiones se interrumpieron súbitamente, Víctor había mantenido la esperanza de levantarse una mañana para escuchar que los científicos habían encontrado una cura o que, al menos, habían desarrollado una vacuna para quienes aún no estaban infectados. Pero las noticias sólo habían empeorado día tras días desde que la misteriosa plaga cobrara sus primeras víctimas varios meses atrás.

Sigue leyendo Ya ha pasado el peligro