Y creó Dios los robots. Y vio Dios que era bueno

I Robot” es el segundo disco de la banda inglesa de rock progresivo The Alan Parsons Project, en el cual se encuentran algunos guiños al libro I, Robot de Isaac Asimov.

En la canción, que da nombre al elepé, se pueden oír los coros a cargo de la soprano Hilary Western como uno de los instrumentos principales al estilo del rock sinfónico. En este disco se pueden apreciar distintos géneros musicales, ya que se pueden escuchar progresiones con sintetizadores, una balada de rock espacial, “Day after day (the show must go on)”; y hasta un poco de funk, como es el caso de “I wouldn’t want to be like you”.

Sigue leyendo Y creó Dios los robots. Y vio Dios que era bueno

Canción de cuna

Hay canciones que evocan los más profundo miedos infantiles, pero ninguna como Lullaby de The Cure. Lullaby refleja el terror que se siente cuando estás en la cama pensando que saldrá algo de la oscuridad del closet o de debajo de la cama. Ese Spiderman que no puedes ver pero que sabes exactamente cómo luce. Ese monstruo, producto de tu imaginación (o no) que te hace correr a la cama de regreso del baño por un largo y lóbrego pasillo que con el tiempo descubres que ni es tan largo ni es tan lóbrego como pensabas cuando tenías 6 años.

Sigue leyendo Canción de cuna

El Nahual Errante #7 Tili Tili Bom: miedos infantiles

«Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan».

Stephen King

¿Puedes escucharlo? A veces se oculta debajo de la cama, dentro del ropero, en la oscuridad del cuarto. Otras veces puede ser el ruido de las ramas rasgando la ventana, la madera crujiendo. El miedo crece con nosotros y puede acompañarnos hasta el último aliento. Comienza con el coco, el hombre del saco, el señor que te va a llevar y sin fin de artilugios que usan los padres para asustar a los niños. Este número 7 del Nahual Errante quisimos adentrarnos en los miedos infantiles, los que nacieron en la etapa más temprana de nuestro ser y aún se asoman de vez en cuando. Los miedos infantiles marcan la personalidad, pero ¿cómo es que llegamos a construir estos monstruos de la ficción a lo real? Chino Damián nos habla de como este “monstruo” puede trasgredir en ambos mundos.

En la literatura tenemos Nuestra parte de noche de Mariana Enríquez donde los personajes infantiles nos mostrarán cómo los miedos que se gestan desde una edad temprana terminan siendo fundamentesles para las desiciones del futuro. En el cine, tenemos a The babadook donde se analizará al personaje de Samuel y su encuentro con un libro para dormir aterrador.

En la música exploramos las curiosas nanas para dormir y como sus aterradoras letras han pasado a través del tiempo causando pesadillas más que placidos sueños. Podrás oír la selección que tenemos para este número en nuestro canal de Spotify y YouTube.

Por último, agradecemos a todos aquellos que colaboraron con sus textos para la creación de éste número. Gracias a los participantes que se manifestaron por medio de la convocatoria y decidieron jugar con la temática de este número.

Espero sea un número que nos remita a la infancia, cuando veíamos películas de terror y después debíamos enscondernos debajo de las sábanas.

Nadie te amará jamás[1]

Escoria Medina

Trágicos cuentos de amor, es el sexto álbum de Larva lanzado para San Valentín del 2017. Las letras que componen este álbum son el retrato de los tropiezos amorosos, y relaciones que muestran lo autodestructivo que puede llegar a ser el amor. Los 7 tracks que componen el disco físico y 9 en el digital, van con una especial dedicatoria y podemos apreciarlo en los títulos que llevan el nombre de ¿sus exparejas?

Sigue leyendo Nadie te amará jamás[1]

Sometimes love’s better off dead[1]

Florencia Frapp

Dentro de todos los géneros musicales hay canciones que hablan sobre crímenes cometidos “en nombre del amor”, ya sea que estén basadas en hechos reales o que sean sólo ficción. En la mayoría de los casos, dichos relatos muestran a hombres que le han arrebatado la vida al “ser amado”.

Sigue leyendo Sometimes love’s better off dead[1]

El Nahual Errante #6 L’Amour Pourri

Para el amor queremos buscar sentido en lo predestinado, como si de un melodrama se tratase, pero yo lo veo más como la mala suerte: toparse por desgracia con los dos o tres años de la siguiente terapia. Mi madre bien me lo decía, “no voy a pagar terapias por el siguiente tropiezo amoroso, así que piénsalo bien”, pero yo nunca lo pensé muy bien y me dejé llevar, arrasando con todo a mi paso. El amor es un mundo fantástico y tétrico, depende de qué lado del show te toque mirar y, por eso, no podía quedar de lado como tema para el Nahual Errante.

¿Qué es el amor? Ya lo plantea Miguel Diaz como la eterna pregunta sin respuesta en su texto Saber amar con el que debuta como escritor de estas páginas. Los textos que componen este número van más enfocados en la reflexión en torno al mundo idílico del amor y las consecuencias después de despertar.

La portada, al igual que al monstruo de Frankenstein, es el conjunto de todo lo que termina podrido y unido. Busca en el amor la aceptación, pero sólo consigue inspirar la repulsión y el deseo de lo perverso. ¿Tan horrible es el amor?, ¿Quién podría siquiera intentar definirlo? Tal vez Mariana Enríquez se aproximó con Las cosas que perdimos en el fuego en los rostros quemados y desfigurados por “amor”.

La música, el cine y prácticamente cualquier creación humana habla sobre este florido sentimiento, así que las recomendaciones no se quedaron atrás y en la sección de cuentos, tenemos las distintas miradas de los colaborades y cómo el amor es también el medio para lo siniestro e insólito.