La ceguera del egoísmo humano

En 1995, el escritor portugués, José Saramago, publica una de sus obras más notables: Ensayo sobre la ceguera. El texto narra la desintegración de la sociedad moderna a partir de una pandemia de ceguera. En principio, un hombre pierde la vista durante el rojo del semáforo. La gente alrededor se acerca para observar y tratar de darle solución a la congestión vial que está provocando este inconveniente. Una persona se acerca, se ofrece para manejar y llevarlo hasta su casa. Este buen samaritano deja al que ha quedado ciego en su casa y éste comienza a desconfiar del hombre desconocido que se ofreció en traerlo sin ninguna razón aparente. Más tarde, el primer ciego, en compañía de su esposa, se dirigen al oftalmólogo y se dan cuenta que aquel “buen hombre” le ha robado su auto.

Seguir leyendo “La ceguera del egoísmo humano”

Virus Visuales

Sucedió otra vez.

Y en esta ocasión no fue silenciosa. Se esparció junto con los medios de comunicación a una velocidad impresionante, evitando posiblemente, un número mayor de muertes; sin embargo, ha dejado un sinnúmero de casos de crisis colectiva y social alrededor del mundo.

“Siempre sucede en los años veinte”, señalan los historiadores.

“Ocurre por las profecías”, dicen los teólogos.

“Fue premeditado”, comentan los conspiradores.

Seguir leyendo “Virus Visuales”

Mike Mignola, La mano derecha de la destrucción o la mente creadora de un mito moderno

Durante las últimas décadas hemos visto desfilar por las salas de cine un sinfín de adaptaciones de otros formatos a la pantalla grande: Historias de héroes y villanos nacidos del tumultuoso siglo XX, historias de crimen que nos transportan a las ciudades corruptas y oscuras de la prohibición, intrigas y fantasía en mundos de dragones, magia y protagonistas inverosímiles, ficción histórica que excita nuestra curiosidad por los siglos pasados y ciencia ficción que mezcla nuestras fantasías más salvajes con nuestros miedos más profundos; todo transformado en la moderna mitología que define a generaciones enteras.  

Seguir leyendo “Mike Mignola, La mano derecha de la destrucción o la mente creadora de un mito moderno”

‘Elige un camino’. Dragon Age: Origins y el monomito

Durante los primeros años universitarios descubrí que el ciclo del héroe es una herramienta literaria indispensable para el futuro narrador. La mitología griega (y consecuentemente la novela fantástica) me llevó hasta Joseph Campbell. ‘Monomito’ es una estructura presente en relatos antiquísimos que se repite constantemente y resulta imprescindible para el análisis literario. La propuesta de Lloyd Alexander inherente a la “alta fantasía” como nuevo subgénero combina la estructura canónica de Campbell con lo mágico. Dicha fórmula sigue vigente a la hora de generar historias de las cuales todos hemos participado al menos una vez por medio de libros, cómics, filmes y, recientemente, videojuegos. Estos últimos han sobreexplotado la fórmula de Alexander dirigiéndose a un público nuevo.

Seguir leyendo “‘Elige un camino’. Dragon Age: Origins y el monomito”

Bandersnatch, un juego imperfecto

¡ADVERTENCIA! 

ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS INHERENTES A LA TRAMA EN BANDERSNATCH DE DAVID SLADE 

Tras descartar la posibilidad de acomodarme en el sofá, y después que Bandersnatch lamentara que mi laptop no fuera compatible con su formato, no quedó otra más que verla desde el smart. 

Aunque su tema no sea exactamente la tecnofobia a principios del siglo XXI, la experiencia en Bandersnatch podría ser la cúspide para el universo ficticio consolidado a raíz de la serie británica de ciencia ficción Black Mirror

Seguir leyendo “Bandersnatch, un juego imperfecto”

Hill House y la soledad el trauma

Por Kenia Rodríguez.

La muerte es siempre sobre los vivos. Sí, la muerte tiene poco que ver con aquel que se despide de la vida y mucho sobre nosotros, los que nos quedamos a lidiar con la ausencia y todo lo que acarrea consigo. Recién he terminado de ver La maldición de Hill House y he recordado esta sentencia, aprendida a la mala, a partir de mis propias pérdidas. La muerte es lo más vivo que hay y esta serie es el ejemplo perfecto de ello. 

Seguir leyendo “Hill House y la soledad el trauma”

Del Toro: del horror y del amor

La fantasía es parte de nuestras vidas desde el momento en que nuestra conciencia se mezcla con el mundo de los sueños y, con algunos libros. La mente humana juega siempre a estar en otro sitio que no sea el mundo absurdo en el que solemos caminar.

Aunque para algunos, este mundo al que se suele viajar, contiene tintes oscuros, criaturas ignominiosas y atmósferas que producirían gritos a quienes no gustan de adentrarse en las sombras de otros mundos.

Seguir leyendo “Del Toro: del horror y del amor”

Star Wars Episodio VIII: ¿El fin de los Jedi?

“Sin duda, maravillosa la mente de un niño es”.

Yoda

 

En una galaxia muy muy… cercana. O lejana si recordamos el mensaje en pantalla con esas características letras azules, para después iniciar con la icónica sinfonía de John Williams y las letras con contorno amarillo que nos presentan “STAR WARS”, seguido de una pequeña introducción a la cinta en base a lectura que va desapareciendo por la pantalla grande; hasta por fin, iniciar la cinta en el vasto y enorme universo creado por George Lucas desde 1977.

star-wars-578x299

“Es tan solo un experimento escolar, un proyecto. No creo que tenga éxito, más es algo que quiero hacer”, se expresaba el mismo Lucas en 1977 cuando mandó a su equipo de colaboradores a filmar la primer cinta de la saga “Star Wars Episodio IV: Una nueva esperanza”. Anteriormente, el mismo director realizó la cinta “THX”, llena de amplios efectos visuales y de buena ciencia ficción; pero, nadie volteó a ver la misma, hasta después de que todos y cada uno de los asistentes a las salas de cine salieron tras el final del Episodio IV.

La fanaticada ha crecido. Los denominados “Warsis” de finales de los años 70, en aquel tiempo niños y jóvenes, hoy son adultos o padres que, han inculcado en sus hijos y conocidos el gusto por una de las sagas más impresionantes a la fecha realizadas.

Si bien es cierto que los fanáticos amantes del género de ciencia ficción y de Star Wars, se quedaron satisfechos con la primera saga que va del episodio IV al VI; Lucas vio la oportunidad de que, antes de terminar un milenio, las nuevas generaciones conocieran la parte inicial de la saga.

swpmpicture

Para 1999, Lucas realizaría el inicio de su saga; altamente criticada por los puristas de los años anteriores, la juventud quedó maravillada con el trabajo actual de Lucas. Sin duda, la crítica hacia “Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma”, le dio con todo a las creencias y trabajo del director en sí, quien tras dejar casi 20 años sin ninguna aparición en pantalla sobre las películas, el retorno se veía opaco a través de las personas que tanto amaron la primer saga, dando la espalda a la actualización, para muchos incómoda del universo de Star Wars.

Para 2005, Lucas concluiría esta segunda saga con “Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith”, amagando así a varias generaciones en su universo.

A oídas, muchos especuladores editaron lo que se podía saber y el rumor se hacía más grande: Lucas, había vendido todos los derechos a la corporación Disney. Más de uno, hizo correr un rumor que se haría cierto unos años más adelante.

La crítica de los fanáticos estalló; fue así, como inició un universo; para muchos innecesario, de los trabajos de George Lucas. Aparecieron series animadas para público entre los 7 y 16 años, tituladas “Star Wars: Guerras clónicas” y “Star Wars: Rebels”, la cual a la fecha ostenta una nueva temporada de realización.

El temor se acrecentaba entre todos aquellos que desde años atrás apoyaron un proyecto, único, puro e increíble, y comenzaba a ser un prototipo meramente experimental de un vasto universo comercial. Las pesadillas de muchos “warsis”, iniciaban a sentirse una realidad, al ver cómo su producto era explotado por la casa del famoso “Ratón Miguelito”.

Para 2014, un anuncio, nuevamente a oídas de muchos amantes de la saga, comenzó a salir a la luz de internet y es que, decían que vendría una nueva saga de filmes de Star Wars. Lo malo, es que Lucas no estaría ni siquiera detrás de la silla del director.

Y entonces parecía venir lo peor…

Se anunció, en efecto, un nuevo universo de Star Wars, con entregas de una nueva trilogía, de historias por personaje, tramas entre sagas y series animadas.

Otro terror infundado apareció al decir que, el primer director de “Star Wars Episodio VII: El despertar de la fuerza”, sería J. J. Abrams, director de filmes como “Cloverfield”, “10 Cloverfield Lane” y la última entrega de “Star Trek”, enemigo cinematográfico de Star Wars.

Llegó entonces la entrega de Abrams a finales de 2015 y fanáticos, desde el inicio de la saga hasta las nuevas generaciones, salieron aplaudiendo el trabajo del director.

Todos los miedos, desaparecieron tras las revisiones de muchos fanáticos.

Una segunda entrega, pero de un “spin off”, ocurrido entre Episodio III y Episodio IV, titulada “A Star Wars Story: Rogue One”, fue poco aclamada por fanáticos y amantes del formato “trilogía”, viendo innecesario contar la historia. Nuevamente, aparecían los prejuicios a la saga, los cuales, se recuerda, que si ves la primera saga y analizas la información que contiene, puedes formar el universo de Star Wars.

a2bb9373807e24ed03fc2b09fcbc748e

Hoy, termino de redactar este escrito, al salir de las salas de cine y ver una nueva entrega del universo: “Star Wars Episodio VIII: Los últimos Jedi”. Este breve reseña no tiene spoilers, solamente el punto de vista que tengo, al conocer, desde los años 90, la saga completa de Star Wars, así como los comics, la mercancía y el universo creado.

Force Awakens Poster

Algo que debo aclarar es que, a pesar de ser un purista de muchos géneros, amante de las cosas a la antigua, si a ustedes las gusta la cinta, difundan su punto de vista, el cual debe ser totalmente respetado. En gustos se rompen géneros, así que lo que leas aquí, bueno o malo según sus criterios, acudan a la sala a ver la cinta y apoyar siempre todo proyecto que les guste.

Para los más allegados al universo, ver la cinta traerá viejos recuerdos del Episodio V: El Imperio Contrataca y es básicamente la idea que transmiten. La Primera Orden retoma la fuerza que tenía el Imperio, sobre un menguado sistema rebelde. Luke está perdido. Rey, al igual que Kylo Ren, están extraviados en sus enseñanzas acerca de los bandos de la fuerza.

Llena de nostalgia, retomando personajes y eventos de sagas anteriores, la película sumerge a las antiguas generaciones en los recuerdos de su infancia y a las nuevas, en el mundo como es actualmente.

400_300

Es de notar que, la película en ningún momento tiene altibajos, lo que si tiene son vuelcos en la historia.

Haciendo un comparativo, desde la mercadotecnia de la cinta, vemos un poster del mismo arte pero con ligeros cambios al acomodar a los ocupantes del mismo. Además, vemos un poster en tintes rojos y un fondo blanco. ¿Qué implica?

Sí; lo que estás pensando. El cambio radical de todo lo que conocemos.

new-character-posters-released-for-star-wars-the-last-jedi-3

Rian Johnson; a quien si no conoces como director de cine, lo recuerdas como director de episodios de Breaking Bad, o la película “Looper”, logró aumentar el universo a un punto en el que, funciona incluso en el mundo real.

Los argumentos de los personajes, lo que solíamos conocer, el bien y el mal; siguen existiendo, más ahora, las razones y por qué debe ser así, son puestas en duda con cada diálogo que atraviesa cada cinemática.

El mundo está cambiando, por lo tanto, el universo de Star Wars con él. El mundo nos muestra una cara que conocemos, pero no entendemos; Star Wars también.

Sin duda, y lo digo con el corazón en la mano, es una película con la cual te identificarás si tus padres te adiestraron en la fuerza y al final; si adiestras a tus hijos en las artes de la fuerza.

No voy a mentirles con respecto al grandísimo agrado que tuve al presenciar durante más de dos horas la película, los recuerdos que tuve; no imaginé que era un niño, lo fui durante ese tiempo y avanzando el filme, crecía mentalmente hasta el punto final, mi vida actual con una familia.

Mi breve punto de pista llega hasta aquí, con gusto, los invito a formar parte del universo de Star Wars.

¡Y que la Fuerza los acompañe!

NYET352-414_2017_170019_hd

“Un telescopio para los vencidos: Firefly, de Joss Whedon”

Durante el siglo XXVI, a raíz de la sobrepoblación en la Tierra, la humanidad perfeccionó los viajes a través del cosmos para colonizar un nuevo sistema solar.

La Batalla del Valle de la Serenidad fue el enfrentamiento decisivo para la Guerra de Unificación. Los ‘capasmarrones’ Independientes que sobrevivieron tras la derrota frente a la Alianza vivieron al margen de su yugo como rebeldes proscritos en los planetas periféricos.

Con el tiempo, el otrora sargento Malcolm Reynolds y la ex-cabo Zoe Alleyne formaron una tripulación de contrabandistas forajidos, abordaron una nave cuya estructura recuerda a una luciérnaga, y la bautizaron en honor a donde tuvo lugar la última y fatídica batalla que selló, no solo sus destinos, sino el de la humanidad.

Firefly_class_ship

Al tiempo que Mal permite abordar al pastor Derrial Book, al doctor Simon Tam y a su hermana River, la sombra de la Alianza amenaza con cubrir todo el universo conocido, forajidos deshonrosos aparecen sin tregua, y la misteriosa manada seudohumana de los Reavers despierta el temor hasta en el más valiente y despiadado.

*

Entre otras cosas, Joss Whedon es famoso por estar tras proyectos emblemáticos para la cultura popular como Buffy la Cazavampiros y, más recientemente, gran parte del Universo Cinemático de Marvel, así como los últimos detalles para Liga de la Justicia.

En 2002 llevó Firefly a la televisión.

*

MAL: Cry, baby, cry…

WASH: make your mother sigh…

-en el episodio “Serenity”-

Burn the land and boil the sea./ You can´t take the sky from me’, entona Sonny Rhodes al llegar al estribillo de “Ballad of Serenity” en el momento emblemático, no solo para el opening de Firefly, sino en toda la serie: la nave espacial sobrevuela una estampida de caballos cimarrones.

Si la “Balada de la serenidad” es emotiva, lo es también el score de la serie.

Mientras el viaje espacial futurista se limita a música electrónica, John Williams, o alguna pieza emblemática de Strauss, la guitarra de un vaquero resuena a bordo de Serenity mientras atraviesa el cosmos.

*

Shiny…!

-Richard Castle-

Aún tras personificar de manera magistral al capitán Mal Reynolds, la mayoría recordará a Nathan Fillion como el escritor detective protagonista en Castle, la cual no estuvo exenta de referencias a Firefly.

firefly-serie-culto-historia-television_4_2334152

*

En el número anterior hablamos sobre La Torre Oscura de Stephen King, una saga de weird west.

Hoy día las historias propias del Viejo Oeste estadounidense que ocurren fuera del planeta Tierra (como Cowboy Bebop ) tienen a bien clasificarse bajo el rótulo de space western (por cierto: un artículo en este número versa sobre este genial anime).

Artistas como Sergio Leone consolidaron el spaguetti western como un viejo oeste estadounidense imaginario, y su legado se deja ver a través de choques anacrónicos claves para la estética en Firefly: dandis y vaqueros con indumentaria decimonónica pilotan naves espaciales a velocidad hipersónica a través de sistemas solares.

*

Es duro innovar.

Firefly fue distinta a lo esperado durante los primeros años del siglo XXI, y no generó la aceptación que una televisora esperaría para continuar produciéndola. Irónicamente, el tortuoso camino que recorrió Firefly hizo que sus herederos en la pantalla chica corrieran con mejor suerte. Hoy ya vimos Guardianes de la Galaxia o Escuadrón Suicida, pero Firefly adelantó a su época.

Lecturas en torno a la Guerra Civil estadounidense inspiraron a Whedon para dar voz a los miembros de una facción derrotada al final de la última batalla que pasan a la clandestinidad bajo el régimen enemigo. Es una visión de los vencidos. La audiencia televisiva tenía por costumbre protagonistas buenos y vencedores, pero no estaba preparada para ponerse en los zapatos de freaks, perdedores, forajidos, caza recompensas, o despreciados.

*

“See you, space samurai”

-en el episodio “Cowboy Funk”

Podemos apreciar Cowboy Bebop y Firefly paralelamente, no solo a través de la empatía generada por forajidos, desterrados, bichos raros, y outsiders, sino gracias a humor, acción y trascendencia, así como por música anacrónica.

Recordando a los integrantes de la banda que abrochen sus cinturones durante un viaje espacial, Yoko Kanno está detrás de The Seatbelts, así como del genial soundtrack en Cowboy Bebop.

Objects in Space”, último episodio de Firefly, hizo honor a Cowboy Bebop coqueteando como nunca con el misterio filosófico.

*

It´s gonna be on for years’

-Sheldon Cooper, refiriéndose a Firefly

Tras ser cancelada luego de la primera temporada por no cumplir expectativas de la televisora, los seguidores hicieron de Firefly una serie de culto.

El modo en que Firefly hubiera sido parte aguas en la ficción televisiva de su tiempo de haber continuado al aire es algo que solo compete a la imaginación de sus seguidores acérrimos.

Hasta la fecha, Whedon no cuenta con medios para continuar la serie como quisiera, pero en 2005 se aproximó bastante a un cierre por medio de la película Serenity: continuación climática que quiso revelar todos los misterios.

serenity

No fue la opción que los fanáticos hubieran elegido, pero fue bastante acertada, tomando en cuenta que tuvo que ser –a un tiempo– puente entre el último episodio en la serie, aquello que nos perdimos quienes no leímos las historietas (espero hallarlas en una librería en un futuro no muy lejano), y un resumen para varios de los personajes principales (asesinados en menos de dos horas, por cierto) con tal de dar fin al ciclo, colocando de manera casi atropellada todos los puntos sobre las íes, especialmente el secreto de River, y la revelación sobre el origen de los Reavers, los piratas bestiales.

Con todo, el final elegido por Weadon fue acertado hasta cierta medida; hizo lo posible por salvar la serie y consolidó el legado de Firefly.

firefly_tv_series-864482280-large