Preparándome para la noche

Fer Del Rosario

Sin un gran armario
no hay cabida
más que en un cajón
para un monstruo.

Y sería tan pequeño
el ente que habite un cajón
que no asustaría.

Y no hay demonio que
aceche mi habitación
y no sea iluminado
hasta sus más oscuros planes.

Relleno cada rincón
iluminado cada recodo
no hay lugar para las sombras
no hay espacio para el horror.

(Cae la noche)

Juntando las pestañas
descubro el espacio
entre párpado y ojo
suficientemente oscuro
para una pesadilla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s