Sometimes love’s better off dead[1]

Florencia Frapp

Dentro de todos los géneros musicales hay canciones que hablan sobre crímenes cometidos “en nombre del amor”, ya sea que estén basadas en hechos reales o que sean sólo ficción. En la mayoría de los casos, dichos relatos muestran a hombres que le han arrebatado la vida al “ser amado”.

“En tinta y papel” de División Minúscula, además de amenazar con perseguir a la otra persona, habla de torturarla a lo Annie Wilkes: «voy a romper tus tobillos y asumiré que la idea es mía y que no la vi en una película»[2]. Muchas personas piensan que amar es poseer y eso los lleva a tener esta idea errónea que dicta “si no es para mí, no será para nadie más”, como lo refleja Panda en el tema “So violento, so macabro”; en la que directamente declaran «te tengo amor obsesivo, un poco tétrico»[3]. Otro ejemplo de melodías que tratan sobre no querer que la otra persona sea feliz con alguien más es “You’re all I need” de Mötley Crüe, una historia sobre muerte escondida en una balada romántica, la cual crea una falsa expectativa sobre su contenido desde el título, ya que parece algo tierno y no es más que una canción sobre una relación enfermiza que termina en muerte y que, de manera certera, afirma «sometimes love’s better off dead»[4].

Algo similar pasa en “Where the wild roses grow”, donde Nick Cave y Kylie Minogue interpretan una balada con una letra hermosa inspirada en la leyenda irlandesa de La rosa salvaje, la cual relata la clásica historia de amor a primera vista que se torna rápidamente en una tragedia, ya que en realidad sólo es un cazador acechando a su presa. La historia está contada desde la perspectiva de ambos; en un verso Kylie canta: «He showed me the roses and we kissed, and the last thing I heard was a mutered word as he knelt above me with a rock in his fist»[5], en cambio, Nick Cave en la estrofa siguiente expresa «And I kissed her goodbye, said, “all beauty must die” and I lent down and planted a rose between her teeth»[6]. Pero el verdadero príncipe de las tinieblas no es el único que habla de belleza en una canción cuyo tópico principal es el asesinato, en “Helena”, The Misfits cantan: «Incisions must be accurate, I know just what to do, my hands are trembling, I can’t spare to slip up with this knife. Her beauty so illogical»[7].

Estos son sólo algunos ejemplos de música que habla de lo tétricas que pueden ser las relaciones. No está mal escribir ni interpretar este tipo de temas, lo que está mal es empoderar a los autores de los delitos, utilizarlas como excusa para imitar esos sucesos atroces que, según algunos de los criminales, son actos de amor, cuando en realidad aluden a violencia de género, pero no lo ven porque lamentablemente es algo que está muy normalizado. Ahora que se vive una lucha constante en contra de este tipo de violencia ¿Kylie Minogue volvería a cantar este clásico de Nick Cave como hace dos décadas?

[1] Mötley Crüe. (1987). You’re all I need. En Girls, girls, girls [Digital]. California, EE.UU.:Elektra Records.
[2] División minúscula. (2006). Tinta y papel. En Defecto perfecto [CD]. Monterrey, México.:Sones del Mexside.
[3] Panda. (2006). So violento so macabro. En Amantes sunt amentes [CD]. Monterrey, México.:Movic Records.
[4] Mötley Crüe. (1987). Ibid 
[5] Nick Cave & the bad seeds. (1996). Where the wild roses grow. En Murder ballads [Digital]. Londres, Inglaterra.:Mute Records.
[6] Ibid
[7] The Misfits. (1999). Helena. En Famous monster [Digital]. EE.UU.:Roadrunner Records.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s