El día de la peste —Larva

Para este número quise hablar de uno de mis discos favoritos, muy ad hoc para la cuarentena no tan voluntaria. Larva es una banda mexicana de metal alternativo que conocí por el año 2002 en un programa de televisión. No recuerdo bien si era el canal 32 o el 28 pero justo frente a mí, en un televisor gordo y viejo, una banda con pinta de punks o cyber goths tocaban en vivo “Anormal”.

La letra, cargada de emociones oscuras y melancólicas, hace alusión a las minorías que viven marginadas por su pensamiento y estética (antes conocidas como contraculturas: gótico, dark, punk). Las emociones deprimentes, antisociales y la crítica social a los estándares normativos son las causas de desprecio hacia estas minorías, lo cual ha provocado la nula empatía y la desaprobación de la comunidad. “Anormal” es un himno para los creepy, los inadaptados que han aprendido a sobrevivir en la soledad de sus mentes.

Es así como, con un internet deficiente y en auge de las descargas de música, conseguí hacerme del track y guardarlo en mi reproductor MP3. Para bien o para mal, Larva me ayudó a interpretar mis emociones más oscuras que entonces me angustiaban.

Después de múltiples cambios, nuevos rostros conformaron la banda, pero la singular voz de Peech continuaba como eje central de Larva. En el año 2012, “El día de la peste” era presentado como el cuarto álbum de estudio. Las letras están impregnadas de un carácter mucho más ácido con referencias religiosas. El tema principal, una fuerte crítica al modo de vida actual que está llevando al planeta a la decadencia y destrucción. Además, para este disco, Larva juega con elementos techno que le dan un giro al sonido que manejaban anteriormente. En algunas canciones de este disco siento la influencia de “Hocico” en los sintetizadores con sonidos agudos de forma estridente y repetitiva, además, las letras también tienen una carga erótica masoquista que marca la tendencia del disco y la estética visual de Larva.

“El día de la peste” está compuesto por 15 tracks y un cuento corto para la versión física. Como primer sencillo se encuentra “Él miente”. La letra hace mención del fanatismo religioso ­—como muestra el video —o la devoción tóxica hacia la pareja. “Aliméntate de mis heridas” es uno de los estribillos que se escuchan durante los poco más de 5 minutos. Esta línea ejemplifica bien la relación entre el amor tóxico y fanatismo que nos convierte en esclavos de nuestras paciones. La voz que juega con los agudos y graves guturales que junto con la batería son las piezas esenciales para la construcción de sonidos fuertes y enérgicos muy clásicos del género. En los coros y el bajo tenemos la voz de Baliz en conjunto con la de Peech.

“Puto (esto sí es sobre ti)” es el segundo sencillo que se desprende del álbum. En esta pieza se nota la versatilidad de la banda para las mezclas y sonidos con los que trabaja, creando un disco versátil nada monótono. “Puto (esto sí es sobre ti)” es una de las canciones que se diferencian del clásico sonido metalero para mezclar sintetizadores con un bit constante en el que es imposible no mover la cabeza. Peech remata con una letra pegajosa y directa que habla de la promiscuidad, la egolatría y la mentira. Su voz hace un juego de graves y agudos que armonizan perfectamente con el bit en compañía del bajo. No por nada, de este tema se desprende un single en diferentes remixes.

“Canción de cuna” es el tema con el que concluye el disco y en mi opinión, la obra magistral del disco.  “Canción de cuna” es el desmoronamiento de la inocencia frente a la realidad caótica y abrumante en la que sólo queda perpetuar de cualquier manera los últimos rayos de luz. Me parece una de las mejores letras logradas por Peech que nos introduce a una oscura realidad del vocalista.

Los 15 tracks del disco son experiencias sensitivas distintas, las cuales, recomiendo escuchar detenidamente, como es el caso particular de “flores para Casandra”. Con relación al título, “el día de la peste”, tenemos 4 tracks que son esenciales para entender el tema principal del disco: “Maldito el fruto de tu vientre”, “No es evolución”, “El día de la peste” y “Los leones volverán”. En cada una de las letras se aprecia el cataclismo que se aproxima por las actitudes egoístas del ser humano por devorar al planeta. Peech hace énfasis que la supuesta evolución humana no ha servido más que para destruir a los animales y su hábitat. Mientras el hombre “civilizado” “avanza” con la ciencia y la tecnología, poco le importa lo que destruye para lograr sus metas. De esta idea se liga la pequeña narración que incluye el disco donde se describe un mundo apocalíptico ya devastado.

El día de peste (texto):

Ésta es la historia de que mi gente cuenta generación tras generación a nuestros descendientes, con la esperanza de educar y llevarlos por el camino del bien, para enseñarles a temer al malvado y respetar al misericordioso, a que practiquen bondad y alejen al mal, para no repetir los errores que nos han llevado a la tristeza y la oscuridad, para inculcarles en la fuerza de la vida el terror de la muerte. Para que abran sus ojos y cierren sus corazones, para que amen profundamente, pero se atemoricen intensamente, porque el miedo nos ayuda a seguir vivos, y es el miedo la mejor arma que siempre podremos tener.[1]

El texto hace referencia al libro del apocalipsis de la biblia en una realidad donde seres tecnológicamente avanzados sucumbieron ante la Gran Extinción donde se perdió todo el conocimiento adquirido. Los supervivientes reconstruyeron a partir de las bases de sus ancestros, pero poco o casi nada lograron salvar. De este acontecimiento nace Nueva Pangea. Los Sabios, seres que poseían el legado de los antepasados, ayudaron a la creación de Nueva Pangea siendo inquisidores o salvadores de su gente. Como en toda civilización postapocalíptica también hubo un puñado de sobrevivientes que estuvieron en contra de Los Sabios por lo que fueron expulsados de Nueva Pangea a su suerte en un mundo desolado y divididos por el Muro de la Paz. Entre los exiliados nacería un ser demoniaco que alimentado por el odio maldijo a la Nueva Pangea con diez pestes.

El texto enumera las diez pestes que azotan a Nueva Pangea y como Los Sabios fueron clave para supervivencia de su especie, aun cuando la vida se tornaba en sufrimiento ya que cada peste logró su cometido.

El disco se puede adquirir en físico desde la página de bandcamp, así como discos anteriores en formato digital. Actualmente Larva sigue de gira en presentación de su disco más reciente “Trágicos cuentos de amor”, del cual hablaremos en otro número.

Ahora que la cuarentena es una realidad inminente, podemos pasar las horas de encierro con metal con altas dosis de toxicidad, melancolía y desolación. Larva es una excelente banda mexicana que disco a disco nos regala letras tremendas capaz de desgarrarnos profundamente la conciencia y el ser.[2] 


[1] Larva, El día de la peste, Maldita sea la Música, Ciudad de México, 2012

[2] Descarga su música y apoya comprando desde https://larvamx.bandcamp.com/


Nuestras Redes Sociales:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s