Virus Visuales

Sucedió otra vez.

Y en esta ocasión no fue silenciosa. Se esparció junto con los medios de comunicación a una velocidad impresionante, evitando posiblemente, un número mayor de muertes; sin embargo, ha dejado un sinnúmero de casos de crisis colectiva y social alrededor del mundo.

“Siempre sucede en los años veinte”, señalan los historiadores.

“Ocurre por las profecías”, dicen los teólogos.

“Fue premeditado”, comentan los conspiradores.

Cada uno tiene su forma de expresarse a raíz de un problema que surgió desde finales del año pasado, cuando brotó la noticia sobre la existencia de un nuevo tipo de virus propagándose en China.

Nuevamente el mundo ponía atención a esa parte del mundo.

La sociedad no tardó en relacionar las condiciones higiénicas y alimenticias del país, su forma de vida, sus espacios de ocupación y la cantidad de personas en una población. Cada uno puede expresar lo que quiera, para ello es que existe la libertad de expresión, al menos, en espacios abiertos.

El tiempo pasó y las cosas subieron de tono. La ciudad: Wuhan.

Aparecieron teorías de todo tipo, desde las hipótesis aplicadas de médicos y epidemiólogos hasta las de la sociedad inmersa en la ciencia ficción en sus distintas ramas. Como dije, la información traspasó toda barrera que el gobierno chino impuso durante la contención de esta nueva enfermedad. Y la población, junto con los medios de comunicación y las redes sociales, se encargaron de cultivar el virus con la pandemia más terrible, infectando a cada ser humano a través de la vista: el miedo.

¿Está la humanidad preparada para combatir una pandemia?

Un virus es, esencialmente, un asesino silencioso. Convive desde nuestra existencia o concepción, tal vez, no hemos sido consientes que como organismo vivo que es, existe porque nosotros existimos y somos nosotros mismos quienes, a través de nuestra evolución humana y científica, los convertimos en algo más fuerte. Más estos organismos, los cuales están al aire libre, coexisten sin regla o normativa alguna, causan ciertos efectos en una población de seres vivos con cuadros sintomáticos de bajas defensas o carencias en su alimentación diaria. Existen diversos factores que hacen de un virus algo caótico.

Se le conoce como epidemia, a una cantidad de seres vivos enfermos en una comunidad o población; misma que puede ser contenida si se cuenta con los medicamentos o antídotos adecuados. Esta es la primera fase de una contención, en la cual, sin los medios adecuados, el virus comenzará a propagarse en más seres vivos. La endemia, es el segundo nivel y puede dividirse en dos panoramas: el primero, el de una enfermedad estacional en una población, de la cual se sabe que, en ciertas épocas del año, un virus circundante enfermará a poblaciones de un país, y de la cual, se tiene un cerco sanitario; así como, la prevención y los medicamentos en caso de que las personas muestren síntomas. El segundo, es cuando ninguno de estos esfuerzos, contiene al virus y sigue creciendo de una comunidad, a una población, a un estado e incluso al país entero. La pandemia es la etapa final. En este punto nos enfocamos ya en un derribado cerco sanitario de un país, el cual, sin importar las medidas tomadas desde el foco de infección, el virus saltó todos los esfuerzos para ser contenido y se propaga sin que nadie lo detenga. Consideremos la etapa final, en el foco de infección, no queda nadie que pueda hacerle frente al virus y conforme se extiende, nada hay que lo detenga. Y comienza el fin de todo ser vivo en el planeta.

Así lo tradujeron millones de personas al momento en que se esparció la nota de un cerco sanitario poco controlado por el gobierno chino, el cual, se supo tiempo después, que el virus se propaga sin conocimiento alguno del portador, hasta días o un mes después, los síntomas aparecen.

Y el mundo comenzó a relatar sus teorías. La gente compartió información sin consulta. Redes sociales inundadas de desinformación a diario. Los medios de comunicación remarcaban diariamente una cifra de fallecidos, una que nunca fue coherente. Y aquí seguimos, tras todos los hechos anteriormente redactados. El oído y la vista son dos de los sentidos más manipulables en el ser humano, porque nuestra credibilidad flaquea ante lo desconocido.

A lo largo de nuestra historia se suscitaron enfermedades provocadas por un virus, las cuales han cobrado millones de vidas, en épocas donde la información no se esparcía como ahora; tiempos en donde el ser humano vivía sin reglas o normativas sanitarias, de cuando las guerras entre pueblos por los territorios vecinos circundaban los oídos de todos y cada uno de los pobladores de tierras antiguas. Cadáveres apilados sobre el campo de batalla, miembros amputados sin enterrar, sin medicamentos en los campos de batalla, con poca alimentación y poca agua. Y es el mismo hombre quien perjudica al hombre, porque hasta ha jugado con la escasez, por el solo hecho de tomar un territorio que no les pertenece.

La viruela, hace algunos siglos, fue una de las pandemias más terribles propagadas en el mundo. Causó la muerte de un aproximado de 300 millones de personas. Y para aquellos afortunados que la padecieron y no los alcanzó la muerte, las secuelas que dejó en su cuerpo fue peor que el deceso. Actualmente, se le considera erradicada.

El sarampión, otra de las pandemias más importantes que hasta nuestros tiempos, sigue fortaleciéndose y negándose a dejar de propagarse, lleva un aproximado de 200 millones de personas que contrajeron el virus y jamás se recuperaron. Sin importar los esfuerzos de científicos, este peligroso virus se niega a desparecer. Una muestra, de que ellos siguen en nuestro entorno y algún día, tomarán nuestro sistema inmunológico.

La gripe española, llamada así porque fue el primer país en informar su existencia, cobró la vida de 100 millones de personas. Muchos adjudican su existencia a la Primera Guerra Mundial y las condiciones en que esta se llevó a cabo.

La peste negra, desde la Edad Media, causó la muerte de 50 millones de personas. El virus fue propagado por las ratas, según historiadores. Las condiciones de vida de la gente en aquella época hacían imposible sanitar los alimentos y las casas; mucha gente en extrema pobreza convivió con estos animales, portadores del virus, los cuales infectaron a millones de personas, causándoles una de las muertes más terribles y agónicas.

Finalmente (y lo digo porque la lista sigue y sigue), un virus del cual comenzó a existir información a partir de los años 80, degradando a personas con gusto por un mismo género sexual y, sobre todo, por el libertinaje sobre el mismo tema, expuesto en aquellos años. El VIH o SIDA. Las campañas de concientización siguen hasta nuestros días. La información sobre dicho virus no ha sido aclarada, ni siquiera de donde o quien lo originó. La desinformación ha corrido a raudales, exponiendo a la población homosexual, señalándolos como portadores del mismo, satanizando así su mera existencia. Este virus, sin cura alguna, se aloja en el ser vivo y ataca cuando está enferma, menguando sus defensas considerablemente.  Esta enfermedad nos ha mostrado como se deteriora la imagen de personalidades importantes, hasta convertirlos en un ser que intenta sobrevivir, hasta convertirlos, en un cadáver viviente.

A la fecha existen campañas de consciencia para evitar muchas enfermedades, a muchas ni siquiera nos acercamos. Pero el miedo, siempre ha sido la pandemia con mayor número de casos en el mundo.

El hombre, se ha encargado de concientizar a la sociedad a través de muchos medios como la literatura, el cine e incluso los videojuegos.

¿Qué sucedería en el mundo, en caso de una pandemia la cual no pueda detener?

Hay cinco filmes que recomiendo ver, si estos temas son de tu agrado e interés.

  1. Pánico en las calles (Panic in the Street, EU, 1950). Este filme es uno de los menos terroríficos de la cinta y nos relata la historia de un oficial de salud a bordo de un tren, quien comienza a sospechar de un pasajero, el cual lleva consigo un virus de neumonía. Detenerlo, antes de que llegue a la estación, es su prioridad.
  2. Ceguera (Blindness, EU, 2008). Basada en el libro Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, esta adaptación nos muestra un contagio mundial, el cual provoca ceguera instantánea en los portadores. ¿Qué sucedería si de un momento a otro pierdes la vista?
  3. Virus (The flu, Corea del sur, 2013). Dicha película tomó importancia a raíz de los sucesos este año, debido a la cercanía con la pandemia actual de coronavirus. Existen incluso, quienes han lucrado con su título, para hacerla más famosa. Dicha película, en efecto, nos muestra lo ocurrido, tras un accidente de laboratorio y el escape de una cepa, la transmisión de esta en un país en el cual, no están preparados para contener dicha enfermedad. El mayor temor que te provoca la película no es la enfermedad, sino los esfuerzos del gobierno para erradicar al portador.
  4. Contagio (Contagion, EU, 2011). Según los expertos, esta película es la más acercada a una pandemia real y los esfuerzos del mundo para erradicarla, o peor dicho, a contagiarse. La globalización, hace posible el caos dentro del filme. Uno de los eslóganes de dicha película es “nadie es inmune al miedo”, indicando que, posiblemente todo pudo haberse evitado sin la desinformación social, la cual se propaga a través de un blogger en el filme. Si te interesa el tema, esta película es la más viable para ver.
  5. Contracted (EU, 2013). El siguiente es muy buena, si pueden encontrarla, no duden en verla, sobre todo, por el final (existe una secuela, la cual también recomiendo, pero queda fuera de la temática que tratamos ahora). Una chica acude al médico debido a una enfermedad presentada, la cual, la deteriora en 7 días. Vemos a la chica, en total decaimiento de su estructura humana. ¿Qué sucede después? No temas y averígualo.

En la literatura, existen muchos libros, como Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago, del cual ya hablamos un poco, más antes de ver la película, lean el libro, tiene un corte un tanto más social.

Igualmente, La trilogía de la oscuridad de Guillermo del Toro, nos remarca las consecuencias de un virus que inicia en un avión, aunque la temática posteriormente se vuelve muy vampirezca, sin duda los libros son excelentes.

Dracula de Bram Stoker es también un libro que nos habla de un virus (vampiro), que busca salir de su zona de confort y esparcirse por el Reino Unido y luego, el mundo.

 Los ojos de la oscuridad de Dean Koontz, ha sido muy llamativo en estos últimos días, más, no se dejen engañar por versiones actuales. El libro nos cuenta la historia de una posible pandemia y un virus creado en la unión soviética y su posible propagación. Si encuentran una versión antigua, lo disfrutarán mejor, pero si obtienen una edición actual, no creas todo lo que lees.

La peste escarlata de Jack London es otro de esos libros imperdibles en tu colección de ciencia ficción sobre las pandemias. Nos contará la historia tras el azote de una pandemia y la reorganización mundial.

Soy Leyenda de Richard Matteson es otro libro infaltable. Su temática se basa mucho en la conversión del ser humano en monstruo y por ello no estuvo en la lista de películas, pero la atmósfera del libro remarca mucho la subsistencia del sobreviviente tras la pandemia.

Salón de belleza de Mario Bellatín, llegó a mis manos hace unos meses y me pregunté sobre el título y el contenido del libro. Al terminar de leerlo quedé satisfecho. Un travestí, encargado de un salón de belleza, refugia a personas contagiadas, debido a una pandemia. Vivirá en carne propia los efectos del virus y el deceso de quienes intentó resguardar.

Material hay para seguir hablando del tema.

Quedará en ustedes dar un veredicto y esparcir su conocimiento o, posiblemente, horrores a sus conocidos.

Espero puedan dormir en paz, si no, los veré en mis pesadillas.


Nuestras Redes Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s